sábado, 20 de agosto de 2016

EEUU: el drama de ser condenado a morir en la cárcel cuando sólo tienes 12 años

En el país norteamericano los menores de edad pueden ser sentenciados a cadena perpetua sin posibilidad de revisión pese a los intentos del Supremo por limitar estos castigos.

Jennifer, la compañera de piso violada, y Lisa Harris, actualmente en prisión.
Jennifer, la compañera de piso violada, y Lisa Harris, actualmente en prisión.

20.08.2016 01:01 h. 
Fallyn es una joven estadounidense de veinte años que reside en Wyoming. Su vida nunca ha sido fácil. Su padre no se hizo cargo de ella, por lo que la criaron sus abuelos. Tiene cierto grado de autismo aunque es capaz de comunicarse, lo que le permite preguntarle por teléfono cada dos semanas a su madre, Lisa Harris (46 años), que cuándo volverá a casa. “Le contesto que no lo sé”, dice Lisa, a sabiendas de que es mentira, porque quizá nunca regrese. En 1987, cuando tenía 17 años, condenaron a Lisa a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de un hombre que presuntamente violó a su compañera de piso. Su destino está escrito desde hace casi tres décadas; morir en prisión.