lunes, 19 de septiembre de 2016

Bélgica destapa una presunta trama de venta de visados en el consulado español en Rabat

Ignacio Cembrero
El Estrecho de Gibraltar está prácticamente taponado —solo 4.437 inmigrantes irregulares lograron cruzarlo en 2015, casi todos subsaharianos—, pero los jóvenes marroquíes siguen ingeniándoselas para emigrar a Europa recurriendo a otras vías, por ejemplo obteniendo visados fraudulentamente. En el Consulado General de España en Rabat, ha sido descubierta una presunta venta masiva de visados Schengen a jóvenes marroquíes, de entre 25 y 30 años, que no cumplían los requisitos para obtener esa preciada autorización, que abre las puertas de 26 países europeos, según señalan fuentes diplomáticas españolas conocedoras del asunto. Los solicitantes pagaban entre 6.000 y 8.000 euros por esa etiqueta que se pega en una página del pasaporte.
Seguir leyendo...