viernes, 16 de septiembre de 2016

España: el nieto que ha cumplido el encargo de su abuelo fusilado en 1936

Miguel Pardo
15/09/2016
Un nieto declaró este pasado miércoles en un juzgado siguiendo el encargo que había hecho su abuelo hace 80 años. En un breve testamento, escrito desde la cárcel detrás de la foto de sus tres hijos, Justo Moure había reivindicado su inocencia y había pedido "que se le hiciera justicia". Ochenta años después, Xavier Pérez puso voz a la represión sufrida por su abuelo, teniente de alcalde de A Cañiza asesinado en 1936 por el fascismo. Fue en los juzgados de la localidad catalana de Cornellà y en cumplimiento del exhorto de la jueza Servini de Cubría, que instruye la causa por crímenes de genocidio y lesa humanidad cometidos por el franquismo. Un testimonio más dentro de la querella argentina impulsada por otro gallego, Darío Rivas, hace ya más de seis años.

La causa ha ido creciendo y acumulando millares de casos de torturados, desaparecidos y asesinados durante la dictadura o la represión posterior y anterior, muchos desde Galicia. La jueza dictó también una orden de detención, con solicitud de extradición, de veinte dirigentes franquistas que no fue respondida por el Gobierno central. Y, entre tanto, continúa recogiendo testimonios en la propia Argentina y en docenas de juzgados del Estado. En Cornellà, el pasado miércoles, la historia de Justo Moure se convirtió en una de las primeras de una víctima gallega que llega a los juzgados. Xavier Pérez, catalán hijo de gallegos, trasladó ante el juez aquella historia "que siempre estuvo en la familia" a través de una demanda impulsada por la Xarxa Catalana i Balear de Suport a la Querella Argentina, de la que forma parte.

Seguir leyendo »