sábado, 29 de octubre de 2016

España sigue concibiendo la transexualidad como una enfermedad mental

Marta Borraz
eldiario.es
28/10/2016
Un diagnóstico psiquiátrico. Es lo que precisa la mayoría de personas transexuales en España para poder acceder a tratamientos hormonales, cirugías de reasignación o modificación del sexo en los documentos oficiales. Deben acreditar médicamente que sufren disforia de género, un "malestar" asociado a la diferencia "entre el género experimentado o expresado y el que los demás le asignarían".

Es la definición que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría hace en el manual de enfermedades mentales de mayor influencia, el DSM. En su ultima edición, de 2012, movió la transexualidad de la categoría de trastornos sexuales a una propia y la renombró. Y aunque la asociación acepta que no es una enfermedad en sí misma, los colectivos LGTBI y activistas trans llevan años pidiendo salir de la llamada "biblia de la psiquiatría".

Seguir leyendo »