lunes, 9 de enero de 2017

Alemania admite que 224 islamistas “potencialmente peligrosos” aún viven en el país

ENRIQUE MÜLLER
9 ENE 2017 - 10:57 CET
Algunos afrontan una expulsión inmediata que no se puede poner en práctica por la falta de documentos.
Las autoridades alemanas encargadas de velar por la seguridad en el país reconocieron este domingo que tienen clasificadas a 224 personas como gefährder (islamistas potencialmente peligrosos), que aún residen en Alemania. A 62 de estas personas les ha sido rechazada la petición de asilo que presentaron, una realidad que les confronta a una expulsión inmediata que aún no se puede poner en práctica porque carecen de documentos válidos, según ha informado la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA).