martes, 31 de enero de 2017

Brasil detiene a uno de sus hombres más ricos.

MARÍA MARTÍN
31 ENE 2017
Eike Batista es arrestado como sospechoso de simular la venta de una mina de oro para transferir 16,5 millones a un político.
Eike Batista, el que fue el hombre más rico de Brasil y el séptimo del mundo, fue detenido el lunes, acusado de alimentar una millonaria trama corrupta en Río de Janeiro. El nombre del empresario estaba en la lista de forajidos de la Interpol desde el jueves, cuando la Policía Federal intentó detenerlo en su lujosa casa de Río de Janeiro: él se encontraba en Nueva York en un viaje de negocios. Ahora que ha vuelto a pisar Brasil, Eike ha sido detenido como sospechoso de simular la venta de una mina de oro para transferir 16,5 millones de dólares al exgobernador de Río, Sergio Cabral. Este último está en prisión desde noviembre, acusado de recibir sobornos de constructoras responsables por obras públicas en Río.