martes, 31 de enero de 2017

China prepara una revolución en el fútbol.

Félix R. Gutiérrez Rodríguez
31/1/2017
China se acostumbró a estar en la élite del deporte mundial y sus actuaciones en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos así lo certifican. 
Sin embargo, la nación asiática se siente en deuda con el fútbol. Por eso, ha empezado una ambicioso plan para convertirse también en una referencia del deporte más popular del planeta.
El gobierno de Pekín y la Federación China de fútbol explicaron que el plan pretende que su país sea una “súper potencia mundial” de la disciplina en 2050. ¿Cómo lo harán? Invirtiendo en infraestructuras para que unos 50 millones de chinos estén practicando el deporte en 2020 y en 2030 haya una cancha por cada 10.000 habitantes.