jueves, 12 de enero de 2017

Grecia denuncia la falta de solidaridad europea mientras el frío azota a los migrantes

MARÍA ANTONIA
SÁNCHEZ-VALLEJO
12/01/2017
Bruselas acusa a Atenas de no haberse preparado convenientemente pese a las previsiones meteorológicas.
Con Grecia convertida en un gigantesco campo de refugiados a la intemperie —una espesa capa de nieve cubre el medio centenar de instalaciones de acogida—, la ola de frío polar que desde hace días golpea el este de Europa ha puesto en serio riesgo de “morir congelados”, según denuncian agencias internacionales y ONG, a los más de 62.000 migrantes atrapados en el país, mientras deja también un reguero de muertos por hipotermia, enfermos de neumonía y gripe y casos de miembros congelados, en otros países de los Balcanes.