sábado, 25 de febrero de 2017

España; El Gobierno exige «contención» a los fiscales que denuncian presiones políticas.

Gonzalo Bareño
25/02/2017
El PSOE cuestiona los relevos en la cúpula de la Fiscalía y dice que el Ejecutivo aparta del cargo a los acusadores públicos incómodos.
Los relevos decididos en la cúpula de la fiscalía por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que afectan entre otros al fiscal superior de Murcia, Manuel López Bernal, que llevaba la investigación contra el presidente de esta comunidad, Pedro Antonio Sánchez, del PP, han elevado la tensión entre un sector del ministerio público y el Gobierno. Ese clima enrarecido se ha visto aumentado por las denuncias de presiones políticas realizadas en los últimos días por miembros de la fiscalía. A las declaraciones de López Bernal, que aseguró haber sufrido presiones políticas e intentos de intimidación durante su investigación al presidente murciano, se sumó ayer el fiscal encargado del caso Nóos, Pedro Horrach, que también denunció «presiones» y «amenazas» de todo tipo durante este proceso. «He recibido amenazas. Mi mujer, mi familia. Seguimientos, pero como otros fiscales aquí. Hay que vivir con ello», señaló Horrach, que añadió que «en casos de investigación de corrupción esto sucede muy a menudo».