martes, 21 de febrero de 2017

Estados Unidos calma a la Unión Europea tras los feroces ataques vertidos por Trump.

Cristina Porteiro Mariño
21/02/2017
El vicepresidente, Mike Pence, exige a los europeos que dupliquen la inversión militar en el plazo de un año.
Bruselas quería recibir a Donald Trump, pero tuvo que conformarse con Mike Pence. El vicepresidente estadounidense aterrizó ayer en la capital europea con una misión: apagar el enorme incencio que prendió el magnate tras meses de continuas provocaciones, ofensas y ataques feroces a la Unión Europea.