martes, 14 de febrero de 2017

México planea un corredor transoceánico para esquivar a Trump

Emili J. Blasco
14/02/2017 01:25h.
El «canal seco» de casi 300 kilómetros entre el Atlántico y el Pacífico serviría para buscar nuevos mercados si surgen problemas con EE.UU., pero el Gobierno mexicano no ha cerrado aún su financiación.
El proyecto Transístmico cuenta con la luz verde del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y ya se han comenzado los estudios para la realización de las infraestructuras previstas. Ese corredor ferroviario y vial entre el Golfo de México y el Pacífico, en la parte más estrecha del territorio mexicano –el istmo de Tehuantepec–, es una vieja aspiración nacional. Su reciente impulso, dentro de una iniciativa de zonas económicas especiales, es anterior al liderazgo de Donald Trump en Estados Unidos, pero la llegada de este a la Casa Blanca lo hace especialmente oportuno.