martes, 14 de febrero de 2017

Rusia provoca a Donald Trump con el despliegue de un misil crucero.

14 FEB 2017 - 19:04 CET
Putin no atiende las protestas de EE UU, que considera que la medida viola los acuerdos de control de armas.
Rusia ha desplegado en secreto un nuevo misil de crucero, sin atender las quejas de Estados Unidos que consideran que viola los tratados de control de armas, fundamentales para ayudar a sellar el final de la Guerra Fría, según publica The New York Times, citando fuentes de la Administración estadounidense.