jueves, 16 de febrero de 2017

Uruguay pretende renovar su línea férrea para atraer a la industria del papel.

MAGDALENA MARTÍNEZ
15 FEB 2017 - 21:48 CET
La multinacional finlandesa UPM exige una amplia reforma de las infraestructuras para instalar su segunda planta en el país.
El Gobierno uruguayo proyecta a toda prisa una renovación del transporte férreo que lleva varias décadas esperando y que es ahora vital para atraer una millonaria inversión de la multinacional finlandesa de la celulosa UPM. Trenes de carga, nuevas comunicaciones con los puertos, reparación de las carreteras, entre otros; UMP exige un shock de infraestructuras para instalar la que sería su segunda planta de celulosa en Uruguay, con una inversión de unos 2.000 millones de dólares.