domingo, 5 de marzo de 2017

Alemania empieza a notar la «resaca» de los tipos negativos.

Rosalía Sánchez
05/03/2017 09:06h.
Los ahorradores alemanes pierden 100.000 millones de euros por año, un severo daño colateral de la política monetaria del BCE.
La percepción del dato del IPC en Alemania se parece más a la de un resultado de la Bundesliga que a la de los asépticos porcentajes macroeconómicos que publica la prensa naranja. Por motivos históricos y culturales, la inflación es un asunto con gran carga política y emocional para los consumidores alemanes, que acuden a votar este año y que contemplan alarmados cómo los precios suben al nivel más alto desde 2012, mientras los tipos de interés permanecen en niveles cero e incluso negativos. El pasado mes de febrero, los precios al consumidor armonizados alemanes se elevaron un 2,2% interanual, tras el aumento del 1,9% registrado ya en enero, según los datos publicados por la Oficina Federal de Estadística. Seguir leyendo....