viernes, 3 de marzo de 2017

España busca su unicornio.

Lluís Pellicer
 
02/03/2017
El éxito de ‘startups’ como Privalia, Social Point o Mitula pone al país en el punto de mira de los inversores.
Muy lejos de las valoraciones que se llegan a manejar en Estados Unidos, España sigue buscando su unicornio. Así es como se conocen a las startups cuyo valor logra superar los 1.000 millones de dólares. Ninguna empresa española ha llegado todavía a esa magnitud, pero el sector ha alcanzado un nivel de madurez que permite que varias compañías puedan hablar de volúmenes superiores a los 100 millones. El caso más reciente es el de la barcelonesa Social Point, una empresa de videojuegos que se vendió al gigante estadounidense Take-Two por más de 275 millones de dólares (unos 261 millones de euros).