miércoles, 1 de marzo de 2017

España; El Gobierno no deja tranquilo a “El bigotes” ni en la cárcel.

Melchor Miralles
28/02/2017
Persecución. “Instancia enfadosa y continua con que se acosa a alguien…”. O sea, lo que está padeciendo Álvaro Pérez, conocido como “El bigotes”, desde que se inició la investigación del caso Gürtel. La última no tiene desperdicio. Pérez ingresó en prisión el pasado día 14 junto a Pablo Crespo y Pablo Correa, tras ser condenados el día 10 por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a 13 años de prisión en el denominado “caso Fitur”. El día 19, estando ya ingresado en la cárcel de Valdemoro tras un surrealista traslado desde Picassent (Valencia), a Pérez se le notifica una diligencia firmada por el Subdirector General de Seguridad del Centro Penitenciario Madrid-3 (Valdemoro), en el que se le comunica que sus datos “están incluidos en un Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES)”, lo cual supone tener limitadas las comunicaciones telefónicas y personales, con amigos y familia, la recepción de cartas o medios de comunicación y otros derechos de cualquier preso normal.