sábado, 22 de abril de 2017

España; Ascensión y caída de Nacho González.

Casimiro García-Abadillo
21/04/2017
Hasta hace unos días, Ignacio González vivía una vida relativamente plácida. Sobre su cabeza tan sólo sobrevolaba el asunto del ático de Estepona, en el que, por cierto, ha pasado las últimas vacaciones de Semana Santa. Había montado un despacho de influencias en la calle de Alcalá aunque apenas tenía clientes. Pero no pasaba apuros económicos porque a su cuenta llegaban puntualmente créditos de algunos de sus familiares más cercanos -incluido su padre de 90 años- que luego él devolvía en billetes contantes y sonantes.