jueves, 27 de abril de 2017

España; El testaferro ‘perfecto’ de Ignacio González y su familia.

Óscar López Fonseca
27/04/2017
El hermano del expresidente mantenía como administrador único de la empresa instrumental con la que se blanquearon 410.000 euros a un abogado muerto en 2013.
Era el testaferro perfecto. No podía delatar a nadie y tampoco iba a reclamar ninguna cantidad económica por sus funciones. Estaba muerto. Ignacio González y su hermano Pablo utilizaron durante años la empresa instrumental Asesora25 SL para supuestas maniobras de blanqueo en la que figuraba como administrador único Iluminado Hernández Jiménez, un abogado que había fallecido a finales de 2013. Su bufete, desmantelado poco después de su muerte como ha podido constatar EL PAÍS, también servía aún como sede ficticia de una sociedad dedicada formalmente a “auditoría y asesoría fiscal”, pero de la que el juez Eloy Velasco que en realidad sirvió para el cobro de supuestas comisiones y el lavado de dichos fondos.