domingo, 21 de mayo de 2017

Italia; 17.56 horas, el juez tiene que morir.

Giulio M. Piantadosi
21/05/2017
El juez Giovanni Falcone tenía que morir. Había conseguido la condena de casi 500 mafiosos a 2.665 años de cárcel en el maxiproceso de Palermo, que se celebró desde 1986 hasta el 1992. La cúpula de Cosa Nostra estaba enfadada porque, por primera vez, las sentencias no se habían “arreglado” en apelación. Falcone tenía que pagar. Por aquel entonces, el juez ya había cambiado el tribunal de Palermo por el Ministerio de Justicia de Roma, donde estaba trabajando en la creación de una Audiencia Nacional Antimafia. Leer más>>