domingo, 2 de julio de 2017

España ha estado más cerca que nunca de sufrir un nuevo atentado islamista.

Pablo Muñoz
2/07/2017
Rachid Elomari, de 32 años, marroquí, solo tiene un oficio: yihadista, y a esa actividad dedicaba las 24 horas del día. Su perfil es exactamente el mismo que el de los terroristas que han actuado últimamente en Londres, Manchester, Niza... Un tipo frío, metódico, sutil, ordenado, autodidacta, con nula empatía y firmemente determinado a perpetrar un atentado. La única diferencia es que aquí la Comisaría General de Información de la Policía lo ha detectado a tiempo; «in extremis», desde luego, pero por fortuna antes de un ataque que era cuestión de muy poco tiempo, según el análisis de los investigadores. Leer más>>