jueves, 6 de julio de 2017

España; La Fiscalía pide tres años de cárcel para un testigo de un caso de corrupción.

Joaquín Gil
6 JULIO 2017
El ministerio público atribuye a un extrabajador de UGT un delito de revelación de secretos por filtrar a la prensa documentos de un supuesto fraude.
Roberto Macías tiene 37 años y teme acabar en prisión. “Es un riesgo que está ahí. Y cada vez más cerca…”, confiesa por teléfono este mexicano con dos hijos.
La Fiscalía atribuye a Macías, que trabajó como administrativo en la sede central de UGT en Andalucía, un delito de revelación secretos. Y pide para él una pena de tres años de cárcel. El motivo: filtrar supuestamente a la prensa decenas de documentos –pantallazos de extractos bancarios y facturas- que apuntalarían que el sindicato despilfarro fondos y se deslizó por una espiral de fraude en el cobro de subvenciones. Leer más>>