martes, 4 de julio de 2017

Suecia se parapeta contra la 'bomba demográfica' que amenaza con destruir su estado bienestar.

Vicente Nieves
3/07/2017
El país prevé acumular superávits crecientes hasta más allá de 2020.
Reducir la deuda lo máximo posible para afrontar el gasto del futuro.
El objetivo es mantener el estado de bienestar pese a la demografía.
En 2016, el gasto público de Suecia ascendió al 50% del PIB, uno de los mayores ratios de toda Europa. A pesar de que el gasto público es sustancioso, Suecia ha logrado un superávit fiscal del 0,3% y 0,9% del PIB en 2015 y 2016 respectivamente, una tendencia que podría estar sólo en su inicio, puesto que el gobierno nórdico quiere hacer frente a los retos demográficos del futuro a base de superávits en el presente. Seguir leyendo>>