sábado, 3 de septiembre de 2016

China y EEUU ratifican el acuerdo contra el cambio climático en el aperitivo de un ambicioso G20

El Gobierno de Pekín quiere aprovechar la cita en Hangzhou para escenificar su relevancia en la economía y la geopolítica mundiales

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estrecha la mano de su homólogo chino, Xi Jinping, durante su reunión en Hangzhou.
Sábado, 3 de septiembre del 2016 - 17:40 CEST
China pide el foco de nuevo con la cumbre del G20, lo más parecido a unos juegos olímpicos de la diplomacia. Obama, Putin, MerkelEl aterrizaje escalonado de aviones privados con los principales líderes mundiales en Hangzhou supone un mojón en la historia reciente de un país que tres décadas atrás estaba voluntariamente aislado. Pekín pretende escenificar como anfitrión su relevancia en la economía global aunque el fragor geopolítico amenaza con robar la agenda. La cumbre empezó con la ratificación sinoestadounidense del acuerdo de París, el paso más decisivo contra el calentamiento global. 
Leer más...