jueves, 8 de diciembre de 2016

España: Una justicia lenta, politizada, antigua y ahogada en papel

MÓNICA CEBERIO BELAZA
02/12/2016 - 18:59 CET
España tiene la mitad de jueces que la UE, su organización es decimonónica y sus sistemas informáticos no se entienden.
Antonio Seoane celebra 26 juicios a la semana, pero ha llegado a señalar 60. Los nuevos despidos, reclamaciones por pensiones de viudedad o invalidez, problemas sindicales o de acoso laboral se agolpan en la mesa de su despacho día tras día. Su carga de trabajo está al 200% de lo considerado razonable. Trabaja por las tardes, muchas noches y los fines de semana. Y sabe que nunca será suficiente. La justicia le devuelve a este magistrado su particular roca de Sísifo una y otra vez; un colapso imposible de atajar