martes, 14 de febrero de 2017

España teme ser la primera víctima de la tensión entre Marruecos y la Unió Europea.

Ignacio Cembrero
13.02.2017 – 16:36 H.
Si Rabat busca formas de presionar a la Unión Europea, nuestro país puede ser el eslabón más débil. Y a Marruecos no le ha temblado el pulso a la hora de tomar represalias contra Francia.
La relación entre Marruecos y la Unión Europea (UE) atraviesa un área de turbulencias y España teme ser su primera víctima. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, efectuó el lunes 13 su primer viaje a Rabat para tratar de evaluar el alcance de los baches que se avecinan, aunque no pudo ser recibido por el rey Mohamed VI, que está de viaje por África subsahariana. Si se producen, los baches perturbarán una relación hispano-marroquí equiparable desde hace años a una balsa de aceite.