jueves, 4 de mayo de 2017

España; Dimite el jefe de la UCI pediátrica del Marañón por falta de camas para los niños tras las intervenciones.

Luis F. Durán
04/05/2017
El responsable de la UCI pediátrica pedía una unidad postoperatoria para los niños.
Sanidad mantiene que no se ha dejado de prestar al asistencia debida a ningún paciente.
El jefe de la UCI pediátrica del Hospital Infantil Gregorio Marañón, Ángel Carrillo, presentó la semana pasada su dimisión por falta de medios y por no poder atender a los pacientes «como se merecen» debido a la carencia de una unidad donde trasladar a los niños tras las operaciones quirúrgicas más graves. El máximo responsable de este servicio toma esa decisión después de varios meses en los que «no ha podido desarrollar su trabajo en condiciones y ante la desesperación que viven cirujanos y anestesistas por los recortes del centro médico», según un blog creado por uno de los médicos de la UCI. La situación de crispación ha llevado a que haya hasta enfrentamientos entre los compañeros del hospital, añaden los trabajadores.
La Consejería de Sanidad restó importancia a esta decisión debido a que el médico que ha dimitido se iba a jubilar el próximo mes de julio. Añaden que «la acumulación de días libres y vacaciones correspondientes ya le ha permitido al doctor apartarse de la actividad asistencial». Y también agrega que se llegó a una solución intermedia ampliando las camas de la URPA (Unidad de Reanimación Postquirúrgica).
Sin embargo, el jefe de la sección de la UCI pediátrica decidió presentar su renuncia al puesto al creer que la medida adoptada ni solucionaba la lista de espera de operaciones pendientes y ni solventaba la suspensión de intervenciones.
Los médicos de la UCI explican que han «presentado muchos planes de ampliación y que han solicitado varias veces una unidad de cuidados intermedios para tratar a los pacientes crónicos y atender postoperatorios cortos también». Y subrayan que el jefe de la UCI dimite porque «la dirección no ofrece ninguna solución a este problema y la gerencia ha llegado a decidir ingresar a pacientes quirúrgicos en la UCI pediátrica sin contar con él, ocupando la cama de urgencias». «Es una pena que terminen así 40 años de relación con el hospital pero por lo menos nos ha dejado un ejemplo de coherencia», añaden los compañeros del médico dimitido.

Leer más>>