domingo, 22 de octubre de 2017

España: Puigdemont evita hablar de la DUI y busca la complicidad de los comuns para defender el autogobierno.

Neus Tomàs
21/10/2017
El artículo 155 ha dejado de ser una incógnita. Implicará la destitución del presidente de la Generalitat y del Govern, a la vez que recortará competencias del Parlament. La duda es cómo se puede dar cumplimiento al conjunto de medidas aprobadas por el Consejo de Ministros. Más allá de las proclamas políticas, en la Generalitat nadie se atreve a pronosticar qué pasará si el viernes el Senado aprueba la petición de Mariano Rajoy, que cuenta con el apoyo de Pedro Sánchez y Albert Rivera. 

En los departamentos de la Administración catalana no se sabe cómo se podrá gestionar el día a día, los Mossos desconocen cómo afectará a su cadena de mando y los trabajadores de la televisión y radio públicas ya han advertido de que no reconocerán la dirección que les imponga el Ejecutivo central. Todos están a la espera de ver cuáles serán los próximos movimientos políticos y, si el viernes el Senado da luz verde a su aprobación, en qué instrucciones se concreta esta decisión.