lunes, 25 de junio de 2018

Italia: San Luca, la cuna de la mafia calabresa en la que nadie se atreve a presentarse para alcalde.

25/6/2018

Daniel Verdú
Nadie quiere gobernar en la cuna de la ‘Ndrangheta.
San Luca, corazón de la mafia calabresa y escenario de sangrientas reyertas, lleva sin celebrar elecciones desde 2008 porque nadie se atreve a presentarse como alcalde.
Al final de una carretera de curvas, justo donde comienza el escarpado Aspromonte calabrés y se diluye el efecto de las leyes que rigen Italia, se abre una grieta donde late el corazón de la 'Ndrangheta. La mafia más peligrosa de Europa tiene aquí sus raíces, un lugar que otorga el más alto pedigrí a sus principales familias. Los Pelle-Vottari y los Nirta-Strangio han comandado desde este pequeño pueblo de 3.700 habitantes una organización internacional que, durante décadas, ha manejado escondida en búnkeres las principales asignaturas del crimen organizado. Pero cuando han venido mal dadas, también han dirimido con sangre sus rencillas internas. Las consecuencias llegaron a miles de kilómetros con la matanza de Duisburgo (Alemania) en 2007, el bautismo de sangre internacional de la 'Ndrangheta, donde murieron seis personas (cinco de este pueblo) y el mundo descubrió el poder de una mafia que se extiende por contagio. Un detalle que permitiría entender que nadie quiera presentarse aquí como alcalde. Seguir leyendo>>